Pan de la última hornada

El pan en los eventos gastronómicos...

Hay una importancia constante y cada vez creciente que tenemos que empezar a cuestionar y a tener en cuenta. Desde ya hace años los eventos gastronómicos empezaron a ganar cada vez más relevancia y las grandes ferias de diversos sectores como por ejemplo, la que a nosotros nos certifica, se van viniendo un poco más abajo ya que los costes de montaje y mantenimiento son demasiado altos para los sectores que la montan. Años atrás, las cifras que se manejaban a finales de año en cuanto a facturación eran mucho más altas que lo que se dan en estos momentos, y las grandes industrias, sobre todo de maquinaria y proveedores de diferentes materias primas tenían un poder adquisitivo que era capaz de apostar por hacer este tipo de eventos. Pero claro está que la cosa cambió. Y esto el panadero debe de ser consciente, ya que la difusión del oficio y del producto hay que seguir haciéndola de una o de otra manera.

El esfuerzo creo que merece la pena. En el sentido de que la visualización del producto en eventos importante es muy interesante ya que si está hecho de manera conveniente el pan y el panadero se van a ver reforzados en el sentido de la calidad y de la identificación del posible consumidor hacia ese tipo de producto que está viendo en estos lugares al lado de otros que son sinónimo de calidad.

Ahí es a donde quiero yo llegar, tenemos que conseguir que el pan artesano gallego sea sinónimo de calidad y lo tenemos que hacer de una manera correcta. Por eso mismo las empresas también deben de apostar por esa manera de mostrarse al consumidor en escaparates como los que estamos hablando.

Para esto debemos de escoger perfectamente los eventos que son significativos de calidad, ya que todo va relacionado y nosotros queremos que el pan comparta lugar con otros productos que vayan en la misma línea. Así las panaderías tienen que empezar a pensar que deben de implicarse y pagar los stands para poder visualizarse. De tener gente que sepa explicar la elaboración, beneficios nutricionales, las duraciones, los maridajes... de los panes que están mostrando.

El Viñerón 2013 fue uno de los ejemplos de éxito y complementariedad entre vino, pan y otros productos gallegos
El Viñerón 2013 fue uno de los ejemplos de éxito y complementariedad entre vino, pan y otros productos gallegos

Siempre intento implicar primero a los panaderos y hacer saber que son ellos los que tienen que apostar por esta y otro tipo de difusiones. Pero no me olvido de los organizadores de estos eventos. Y concreto, en febrero de este año se celebró en A Coruña el Forum Gastronómico. Este es uno de los mejores escaparates que hay a nivel nacional de gastronomía en general. Desde las materias primas a los profesionales que elaboran con las mismas los tan preciados productos. Pues bien, la organización del Forum anunció que tendrían un mercado de panes artesanos. La realidad es que no existía tal. Había dos empresas de pan industrial, una gallega y otra portuguesa que sí que tenían un puesto cada una en el Forum. Y el único pan artesano que se trató en el evento fue lo que elaboró el amigo Eladio de Panadería Divina en relación a lo que se podía hacer con el Agua Mareira que es una empresa que se dedica a comercializar agua de mar para hacer distintas elaboraciones.

Tuve también la posibilidad de asistir a una cata impartida por Miguel Vila llamada "Cata de panes y quesos" en la que se le olvidaron los panes, ya que ni se mostraron y mucho menos hablar algo de ellos.

En fin, yo llevé una pequeña decepción de que un evento tan bien hecho y con esa importancia no se había hablado nada de pan gallego, en una tierra como la nuestra en la que todos somos conscientes de la importancia del mismo.

También soy consciente de que la organización del Forum sí que intentó que el pan hubiera estado presente, Pan da Moa fue una de las panaderías con las que se pusieron en contacto, pero los precios que pedían por los stands eran muy altos. Ya que hay que tener en cuenta que el pan debe estar fresco en los puestos, y esto significa que si los panaderos queremos calidad debemos de poner el pan cocido en el día. Deben de tener en cuenta que si el pan sobra no se debe de poder vender el día siguiente, y muchos productos de los que allí estaban tales como aceite, conservas, vino... no tienen esta problemática. Deben de tener en cuenta el esfuerzo que significa para una panadería de otro punto de Galicia tener la mercancía a una hora concreta en A Coruña, y que significa eso en un proceso de producción. Pienso que deben de tener en cuenta que el pan es un producto singular y lo deben tratar cómo tal. Sin duda que eché mucho en falta el pan artesano en el Forum Gastronómico.

Aún con todo pido implicación a la panadería artesana ya que tenemos que mostrar lo mejor del pan gallego en los lugares que haya una buena visualización para tal cometido. Yo creo que no va a ser una tarea demasiado difícil que el pan y los eventos gastronómicos se pongan de acuerdo. O por lo menos eso deseo.